El presidente de Taiwán, Chen Shui-bian, pidió el apoyo de Estados Unidos para el plan del gobierno de Taipei de celebrar un referendo sobre la amenaza de los misiles chinos.

Chen dijo hoy que por su tradición democrática, Estados Unidos no debe considerar que el plebiscito sea una provocación.

Dijo que Taiwán tiene derecho de liberarse del terror – en referencia a los misiles balísticos chinos que apuntan a la isla.

China acusó a Chen de utilizar la votación popular para avanzar hacia la independencia – en lugar de unificarse con china continental.

El gobierno de Beijing ha amenazado con atacar a Taiwán si declara la independencia.

Funcionarios estadounidenses, entre ellos el presidente George Bush, sostienen que el referendo podría aumentar el riesgo de un conflicto armado entre Taiwán y China.