La policía de Ecuador usó gas lacrimógeno para dispersar maestros públicos en huelga, estudiantes y padres que marchaban hacia el palacio presidencial en demanda de aumento en el pago a los educadores y mejores escuelas.

Las autoridades dijeron que el enfrentamiento en Quito surgió el miércoles cuando manifestantes comenzaron a arrojar piedras y otros objetos a la policía. No hubo informes de heridos de gravedad.

La agencia de noticias Associated Press informa que los maestros de las escuelas públicas de Ecuador ganan entre 160 y 350 dólares por mes.