El ex jefe de contabilidad de Enron se entregó hoy a las autoridades federales en Houston, Texas, por cargos relacionados con el colapso de la enorme empresa comercializadora de energía.

El abogado de Richard Causey afirmó que su cliente no ha quebrantado ninguna ley y prometió una vigorosa defensa en los tribunales.

La rendición de Causey sigue a la declaración de culpabilidad del ex jefe de finanzas de Enron, Andrew Fastow, acusado de conspiración.

Como parte de un acuerdo negociado, Fastow acordó testificar contra sus ex jefes, en el marco de la investigación que llevan a cabo autoridades estadounidenses, sobre el escándalo de Enron.

A fines de 2001, Enron reveló que en un esfuerzo por confundir a los inversionistas, utilizó una compleja forma de financiamiento para esconder miles de millones de dólares de deuda.

El fraude de la compañía comercializadora de energía fue el primero de una serie de escándalos contables que estremecieron la confianza de los estadounidenses en el sector empresarial.