Estadounidenses de todo el país están llegando a la capital de la nación para lo que se ha convertido en una marcha anual de protesta contra la decisión de la Corte Suprema de legalizar el aborto.

La llamada “Marcha por la Vida”, recuerda el trigésimo primer aniversario del fallo en caso Roe vs. Wade.

El presidente Bush saludará vìa telefónica desde Nuevo México a los manifestantes reunidos frente al monumento de Washington.

Después de discursos de activistas, clérigos y legisladores, la Marcha por la Vida avanzará hasta el edificio de la Corte Suprema.