Líderes de la Comunidad del Caribe, o Caricom, tuvieron ayer conversaciones con líderes de la oposición de Haití, buscando poner fin a la prolongada crisis política de ese país.

El ministro de Relaciones Exteriores de Bahamas, Freddie Mitchell, y el secretario general asistente de Caricom, Colin Granderson, se reunieron con los líderes opositores en Puerto Príncipe, la capital.

Las negociaciones se llevaron a cabo al tiempo que la policía disparaba gas lacrimógeno a una muchedumbre de estudiantes universitarios que habían formado una barricada.

Igualmente ayer, uno de los manifestantes murió y por lo menos tres resultaron heridos durante una manifestación de protesta contra el gobierno en el pueblo de Ouana-minthe, en el norte de Haití.

Haití ha estado sumida en crisis política desde la elección parlamentaria de 2000. En los últimos meses, por lo menos 50 personas han fallecido a consecuencia de manifestaciones antigubernamentales.