Nuevas investigaciones sugieren que un dispositivo experimental en forma de saca-corchos podría ayudar en los esfuerzos que se hacen para frenar, treducir o eliminar los devastadores efectos de los ataques apopléticos.

Científicos dieron a conocer que probaron con éxito el instrumento para extraer coágulos de sangre del cerebro de las víctimas de apoplejía, restaurando el fljo normal sanguíneo.

El informe fue presentado ayer en la Vigesimanovena Conferencia Internacional de Apoplejía, en San Diego, California.

Los médicos usaron el dispositivo en 114 pacientes en todo el país, removiendo exitosamente coágulos en 61 de ellos, cuando se aplicó dentro de ocho horas después que comenzó el ataque.