El presidente de Paquistán, Pervez Musharraf, reconoció por primera vez que extremistas de al-Qaida y el Talibán podrían estar utilizando su territorio para lanzar ataques hacia adentro de Afganistán.

El presidente Musharraf dijo a oficiales de las fuerzas armadas hoy en Islamabad que Paquistán está tratando de evitar el paso de insurgentes afganos por su frontera hacia ese país vecino.

Musharraf dijo que no se puede culpar a Paquistán por todo lo que sucede en la frontera, pero ese país hará todo lo posible por prevenir el movimiento de insurgentes hacia territorio afgano.