El más influyente líder musulmán chiíta, gran ayatolá Ali al-Sistani dijo que quiere una garantía internacional de que las elecciones para un gobierno iraquí soberano se realizarán este año.

El religioso indicó en un comunicado que las elecciones deben tener lugar antes de fin de año.

Agregó que quiere una garantía, tal como una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, de que no habrá más postergación.

Informes de prensa indican que la declaración del ayatolá Sistani aparentemente apoya los recientes resultados de una comisión investigadora de la ONU sobre la viabilidad de elecciones en Iraq.

Funcionarios de la ONU dijeron que elecciones justas solo podrían realizarse a fin de este año o a comienzos del próximo.