La confianza de los consumidores estadounidenses en su economía disminuyó pronunciadamente en febrero, ya que adoptaron una mayor cautela frente al débil crecimiento del empleo, mostró un sondeo publicado hoy.

La lectura final del índice de la Universidad de Michigan sobre la confianza del consumidor cayó a 94,4 en febrero, en comparación con el nivel de 103,8 en enero, que había sido su nivel más alto en más de tres años, dijeron fuentes del mercado. Los economistas habían pronosticado una caída a 93,5.

El índice de condiciones actuales disminuyó a 103,6 desde 109,5 en enero, mientras que el indicador de expectativas cayó a 88,5 desde una lectura final de 100,1 el mes pasado.