El presidente Bush y su homólogo mexicano, Vicente Fox, se reúnen este viernes en el estado de Texas para celebrar conversaciones que se espera estén centradas en temas de inmigración.

Fox hablará con Bush sobre el propuesto plan de trabajadores temporales, que daría estatus legal temporal a inmigrantes que puedan probar que trabajan en Estados Unidos.

La propuesta debe ser aprobada por el Congreso estadounidense.

Los dos gobernantes también analizarán los derechos del agua y una disputa sobre ciudadanos mexicanos condenados por crímenes en Estados Unidos y que enfrentan la pena de muerte.