Otro caso de influenza aviaria fue descubierto en la costa este de Estados Unidos. Esta vez en el estado de Maryland.

El caso apareció en una granja donde habían 118 mil pollos de seis semanas de edad, listos de vender. Todos fueron sacrificados.

En otra granja a una milla de distancia, habían 210 mil pollos, y como pertenecían al mismo dueño y a veces el personal pasaba de una granja a otra o se utilizaban los mismos equipos, allí también se sacrificaron todos los pollos.

La influenza aviaria encontrada en el pollo causante de la muerte de todos los pollos de las dos granjas era del tipo H7, que no afecta a los seres humanos.