Las autoridades mexicanas encontraron dos toneladas de mariguana, las cuales parecen estar relacionadas con la ejecución de 12 personas, cuyos cadáveres fueron encontrados en enero en una casa en la norteña Ciudad Juárez, informó la Procuraduría General de la República.

Las 12 víctimas, que serían rivales del cártel de narcotraficantes de Vicente Carrillo, murieron entre seis meses y un año antes de su descubrimiento.

Las autoridades arrestaron a 13 policías estatales, supuestamente relacionados con las muertes.

La investigación de las autoridades federales determinó que al ser torturadas las víctimas dijeron haber tenido drogas guardadas en una casa del barrio de Jardines del Campestre, donde fue decomisada la mariguana el miércoles.

El descubrimiento ocurre luego de la renuncia el lunes de Jesús Solís, procurador del norteño estado de Chihuahua, donde se encuentra Ciudad Juárez.

El martes, las autoridades federales indicaron que el jefe de la policía del estado de Chihuahua, Vicente González, estaba siendo investigado por su supuesta relación con el narcotráfico.