Polonia incrementó sus medidas de seguridad en todo el país, después de los ataques fatales en Madrid, España.

Un portavoz del gobierno polaco declaró que la seguridad aumentó en las fronteras, al igual que en los aeropuertos, en el sistema ferroviario y en los puertos marítimos.

El ministro polaco del Interior dijo que el gobierno de Varsovia también ordenó inspeciones mas estrictas en los trenes, las autopistas, y los centros de tráfico aéreo.

Polonia calificó las medidas de seguridad como precautorias, y señaló no han habido amenazas terroristas imminentes para el país.