Líderes políticos se unieron a la realeza de todas partes de Europa para los funerales de estado celebrados en Madrid a nombre de las víctimas de las explosiones causadas por las bombas terroristas colocadas en los trenes capitalinos el 11 de marzo.

El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, el primer ministro del Reino Unido, Tony Blair, el presidente de Francia, Jacques Chirac, y el canciller de Alemania, Gerhard Schroeder, acompañaron a los más altos funcionarios españoles, incluyendo a los reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, asi como a los familiares de las víctimas durante la ceremonia en la catedral madrileña.

Por lo menos 190 personas murieron y mil 800 resultaron heridas cuando bombas fueron detonadas en cuatro trenes citadinos en el sistema ferroviario de Madrid, hace casi dos semanas.

Por otra parte, el presdiente electo del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, comenzó una serie de reuniones con algunos de los líderes que asistieron a la ceremonia fúnebre, entre ellos, el primer ministro Blair.