Funcionarios federales en Estados Unidos advirtieron que las refinerías de petróleo en Texas pueden ser objeto de posibles ataques terroristas.

En una advertencia emitida por el Departamento Federal de Investigaciones, FBI, las autoridades dijeron que no hay detalles específicos o confirmados de un inminente ataque.

Pero al hablar con el diario Houston Chronicle, el portavoz del FBI, Bob Doguim, dijo que es prudente compartir la información que tiene el organismo.

El organismo dio a conocer que procesó varios miles de amenazas el año pasado.

La amenaza surge cuando los precios de la gasolina alcanzaron su nivel más alto en Estados Unidos.