La Comisión de Derechos Humanos de la ONU condenó el asesinato del jeque Ahmen Yassin, líder espiritual de Hamás, a manos de Israel.

La resolución fue aprobada por 31 votos a favor y 2 en contra, con 18 abstenciones.

Estados Unidos y Australia se opusieron a la medida.

En Siria, el líder político de Hamás, Khaled Mashaal, dijo que la organización extremista consideraría tener como objetivo al primer ministro israelí, Ariel Sharon, para vengar la muerte de Yassin.

Por otra parte, testigos palestinos informaron que tanques israelíes avanzaron hacia el campamento de refugiados Khan Yunis, en Gaza, esta noche.

Horas antes, militares israelíes detuvieron momentáneamente a un adolescente palestino que portaba un cinturón repleto de explosivos en un puesto de control en Cisjordania.