La Corte Suprema de Justicia de Israel ordenó que el hijo del primer ministro Ariel Sharón entregue los documentos relacionados a una investigación por corrupción que podría llevar a la acusación de su padre. El abogado de Gilad Sharon dice que su cliente cumplirá.

El fiscal estatal presentó ayer un borrador del auto de acusación al fiscal general, y recomendó que se presenten cargos de soborno contra Ariel Sharón.

En un caso, un constructor presuntamente pagó cientos de miles de dólares a Gilad Sharon a fines de la década de 1990, cuando su padre se desempeñaba como ministro de Relaciones Exteriores.

Los fiscales alegan que, a cambio, el constructor esperaba obtener ayuda para un proyecto turístico en una isla griega. El primer ministro ha negado cualquier delito.