Una agrupación de derechos humanos acusó a agentes de seguridad de China de arrestar a tres familiares de víctimas de las acciones represivas de 1989 contra activistas pro-democracia en la plaza Tiananmén de Beijing.

El grupo Derechos Humanos en China dijo que los tres fueron detenidos el domingo. Los tres son miembros del grupo Madres de Tiananmén, que pide al gobierno chino que acepte la responsabilidad por las medidas violentas de 1989.

Derechos Humanos en China señaló que los tres seguramente fueron detenidos entre seis personas que recientemente prestaron testimonio en relación con esas medidas.

Un videodisco de su testimonio será presentado a un grupo de trabajo de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. China no ha comentado sobre el informe.

Cientos de personas, en su mayoría jóvenes, murieron cuando soldados chinos utilizaron armas y tanques para reprimir a activistas indefensos en 1989.

China se refiere a la manifestación como un disturbio antigubernamental y ha bloqueado todos los esfuerzos por conmemorar o celebrar discusiones públicas sobre el incidente.