El director de la reserva federal de los Estados Unidos, Alan Greenspan, dijo este martes que ha habido un importante aumento en los precios del petróleo y gas que se prevé entregar en los próximos seis años.

Greenspan aseguró que ese aumento en los precios “a futuro” significa que, probablemente, ese nivel se convertirá en una norma.

El jefe de la reserva federal explicó que los altos costos en la energía recortarán su consumo en Estados Unidos e impulsó a repensar las inversiones relacionadas con la energía.

La mayor alza en el precio del petróleo, en 1973, derivó en un consumo más eficiente de la energía y Greenspan cree que los comercios norteamericanos volverán a presionar en ese sentido para buscar nuevas fuentes de petróleo y gas.

Sin embargo, aclaró que este aumento en los precios no será tan sustancial como el de los ´70.

El titular de la reserva federal agregó que Estados Unidos podría reducir el impacto de este aumento de precios construyendo más instalaciones para importar gas natural. Greenspan aseguró que mejorar la tecnología es mejorar la seguridad y otros asuntos que hasta ahora han demorado la importación de gas natural.