Autoridades militares de Estados Unidos llegaron a un acuerdo para retirar a los infantes de Marina de la acosada ciudad de Faluya, y entregar a las nuevas fuerzas de seguridad de Irak el control de la ciudad.

Bajo este plan, cuatro ex generales del ejército de Saddam Hussein comandarán la fuerza de mil 100 soldados iraquies.

La nueva fuerza acordonará Faluya cuando los efectivos militares se retiren mañana. Horas después que el plan fue anunciado, explosiones y disparos fueron escuchados en la ciudad.

No se brindaron detalles inmediatamente. Por otra parte, en Irak 10 soldados estadounidenses resultaron muertos en ataques este jueves, ocho de ellos por la explosión de un coche bomba en el sur de Bagdad.