El secretario de estado, Colin Powell, llegó este jueves a Copenhague para sostener conversaciones con altos funcionarios daneses sobre la situación en Irak.

Se prevé que en sus reuniones con el primer ministro Anders Fogh Rasmussen y otros altos funcionarios, Powell discuta los planes para un gobierno interino iraquí sobre los cuales trabaja actualmente el enviado de la ONU, Lakhdar Brahimi.

El secretario Powell dijo a la prensa que las nuevas autoridades iraquíes van a tener amplios poderes, incluso si los pacificadores quedan bajo el comando de Estados Unidos.

La visita de Powell a Dinamarca se produce al final de un breve viaje europeo que lo llevó el martes a Berlín, donde asistió a una conferencia sobre la lucha contra el anti-semitismo.

El secretario Powell está utilizando el presente viaje para exhortar a otros países miembros de la coalición en Irak, incluyendo Dinamarca a que se mantengan firmes, la cual tiene destacados a 500 soldados en esa nación devastada por la guerra.