El presidente de la provincia Serbia de Kósovo instó a la comunidad internacional a que comience a pensar en la independencia de Kósovo, señalando que una decisión sobre el tema podría aliviar las tensiones étnicas en toda la región.

Durante una conferencia de prensa en las instalaciones de la Voz de América, aquí en Washington, Ibrahim Rugova dijo que el reconocimiento de la independencia de la provincia, podría calmar el descontento, no sólo de Kósovo sino tambien de sus vecinos Macedonia, Montenegro y la propia Serbia.

Rugova dijo además que las iniciativas hacia la independencia deberían proseguir en una forma multilateral, involucrando a Estados Unidos y a la Unión Europea. Enfatizó la disposición de su administración para tomar medidas que garanticen los derechos de las minorías.