Un presunto integrante de alto rango de la red terrorista al-Qaida aparentemente negó acusaciones de Jordania de que su grupo planeaba un ataque masivo con armas químicas en Amán.

Una grabación de audio atribuida a Abu Mussab al Zarqawi acusa a Jordania de mentir y de obtener confesiones falsas de militantes bajo tortura. La grabación fue transmitida en una dirección electrónica islámica, pero su autenticidad no ha sido verificada.

La voz afirma que existía un plan para destruir los servicios de inteligencia jordanos, pero insistió en que ello no incluía la utilización de una bomba química.

El anunciante dijo que si el grupo tuviera un arma de ese tipo la utilizaría contra ciudades israelíes.