Cientos de refuerzos de seguridad se desplegaron en las tres provincias musulmanas más importantes del sur de Tailandia, para mejorar la seguridad después de semanas de violencia.

La mayor parte de los soldados fuertemente armados estaban entrenándose como fuerzas de paz en Timor Oriental y se desplegaron en la problemática región sureña de Tailandia para brindar seguridad para estudiantes y maestros que estarán iniciando este mes un nuevo período escolar.

El comandante de las tropas en el sur de Tailandia pidió a los refuerzos que recuerden que la mayoría, que vive en el sur de predominio musulmán es buena gente.

El primer ministro Thaksin Shinawatra tiene programada una visita a la región esta semana para reunirse con líderes comunitarios.