Un mensaje que presuntamente procede del líder de al-Qaeda, Osama bin Laden, ofrece recompensas en oro por la muerte de altos funcionarios de Estados Unidos y de las Naciones Unidas en Irak.

La declaración aparece publicada en un sitio Web islamista este jueves y no ha sido verificada.

La misma dice que se hará entrega de 10 kilogramos de oro a cualquiera que asesine a altos funcionarios, incluso al administrador civil estadounidense para Irak, Paul Bremer, y al enviado especial de la ONU, Lakhdar Brahimi.

También se ofrece recompensa para quien asesine al Secretario General de la ONU, Kofi Annan.