Comandantes del ejército de Estados Unidos solicitaron a las fuerzas españolas ayuda para capturar o asesinar al un líder religioso en Irak, lo cual fue rechazado por España, argumentando que la misión que tienen es humanitaria, dijo hoy su ministro de Defensa José Bono.

Bono no aclaró si el pedido se refiere al clérigo chiíta Moqtada al Sadr, quien lidera la resistencia contra la ocupación comandada por Estados Unidos y es buscado por las fuerzas de la coalición, ni tampoco aclaró cuando fue hecha la solicitud.

El ministro español precisó que convenía destacar la diferencia entre las misiones de las fuerzas de ocupación que pueden desarrollar acciones ofensivas, y las que por el contrario, llevan a cabo los países que forman la coalición, como es el caso de España, “que no pueden hacerlo”.

Bono afirmó que “hemos dijo rotundamente que no estábamos dispuestos a entregar a determinado líder religioso, porque las tropas” de España “van a estar, mientras estén, sujetas a la legalidad internacional”.

El secretario de Estado español también dijo hoy que los soldados españoles desplazados en Irak no han torturado a ningún detenido, acusaciones que recientemente involucraron a elementos de las tropas británicas y estadounidenses, y anunció que el destacamento español podría adelantar su regreso.

Entre el 15 y el 17 de mayo, España entregará la base de Daiwaniya a las tropas estadounidenses, confirmó finalmente Bono, citado por las agencias AP, EFE y Reuters.