Funcionarios de la coalición encabezada por Estados Unidos en Iraq comenzaron a investigar el secuestro y asesinato de Nick Berg, el estadounidense cuya degollación fue mostrada en un video colocado en un sitio web islámico.

Un portavoz dijo este miércoles que el gobierno estadounidense está comprometido con una investigación total de los hechos detrás del brutal asesinato.

La Casa Blanca condenó el asesinato de Berg y prometió que sus asesinos serán llevados a la justicia.

En la grabación de video, los captores dijeron que el asesinato era en represalia por el abuso a los prisioneros iraquíes en custodia estadounidense.

Un portavoz de la Casa Blanca rechazó ese vínculo este miércoles, indicando que los terroristas buscarán cualquier excusa para justificar el asesinato y el caos.