Decenas de soldados israelíes respaldados por aviones de guerra entraron hoy a requisar un campamento de refugiados palestinos en el sur de Gaza, buscando los restos de cinco soldados israelíes muertos ayer, cuando un vehículo blindado israelí fue bombardeado.

Según testigos, 12 palestinos murieron en el enfrentamiento con soldados israelíes en el campamento de Rafah mientras se efectuaba la requisa.

El bombardeo contra un transporte de personal blindado fue el segundo ataque llevado a cabo por militantes palestinos en dos días.

El martes pasado, seis soldados israelíes murieron en Ciudad Gaza, cuando su vehículo fue alcanzado por una bomba colocada al lado de la carretera.

Las fuerzas israelíes abandonaron Gaza hoy, después de que militantes entregaron los cadáveres de los israelíes fallecidos.