En Colombia, la decisión de un grupo de senadores liberales de respaldar la reelección del presidente Álvaro Uribe desató una crisis en el Partido Liberal, el principal de la oposición.

Simultáneamente la justicia retiró el reconocimiento legal y la financiación estatal a 14 pequeños partidos por escasez de votos, incluyendo al Partido Oxígeno Verde de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, secuestrada por la guerrilla.

Los senadores liberales que votaron afirmativamente en los dos primeros debates en favor de la reforma constitucional que haría posible que Uribe se presente a la reelección, podrían ser expulsados del Partido Liberal.