Israel pidió disculpas por matar al menos 10 palestinos y dejar unos 50 heridos en la Franja de Gaza, señalando que el ataque de hoy no estaba destinado deliberadamente a los civiles.

Israel dijo que un helicóptero y tanques israelíes lanzaron disparos de advertencia a un grupo de manifestantes palestinos que marchaban hacia donde se hallaban las tropas israelíes en las afueras de Rafah. Autoridades palestinas han calificado las muertes como una masacre y un crímen de guerra.

El presidente Bush formuló un llamado a una máxima moderación de ambas partes y el Secretario General de la ONU, Kofi Annán, pidió suspender inmediatamente las operaciones israelíes en Gaza. Pero testigos palestinos dijeron que un helicóptero israelí disparó un misil hacia el campo de refugiados de Rafah esta tarde.