El Senado de Estados Unidos aprobó unánimemente un proyecto de ley que alienta a que las compañías farmacéuticas desarrollen vacunas y antídotos que protegerían a los estadounidenses ante la eventualidad de un ataque bioterrorista.

El proyecto Escudo Biológico (BioShield) a un costo de 5 mil 600 millones de dólares en 10 años, crea incentivos para que las compañías investiguen, produzcan y almacenen tratamientos para enfermedades tales como la viruela y el ántrax.

La Cámara de Representantes aprobó una legislación similar el año pasado. Ambos proyectos de ley tienen ahora que ser reconciliados antes de ser enviados al Presidente para su promulgación.