Un grupo británico que analiza las políticas extranjeras afirma que pese a las pérdidas sufridas en todo el mundo, la red terrorista al-Qaida tiene más de 18 mil militantes listos para atacar, y que su número aumenta debido a la situación en Irak.

En un informe publicado hoy martes, el Instituto Londinense de Estudios Estratégicos indica que los ataques con bomba del 11 de marzo contra sistema de trenes de Madrid muestran que la organización terrorista se ha fortificado desde la pérdida de dos mil miembros y la mitad de su liderazgo en Afganistán en 2001.

El reporte afirma que al-Qaida, tiene agentes en más de 60 países y que ha puesto la mira en Estados Unidos y sus aliados europeos, y que los ataques posiblemente aumentarán.