China anunció que cuatro voluntarios están en buena salud, después de haber pasado varios días desde que fueron inyectados con una vacuna experimental contra el Síndrome Respiratorio Agudo y Severo, mas conocido como SARS.

La agencia noticiosa oficial Xinhuá informó hoy miércoles que tres hombres y una mujer, todos estudiantes de universidad, han estado haciéndose exámenes de sangre y chequeándose la temperatura desde que fueron inyectados el sábado pasado.

China dijo que es el primer país que efectúa pruebas de una vacuna contra el SARS en seres humanos.

Los cuatro voluntarios serán observados durante los próximos seis meses. Son los primeros de 36 voluntarios que prueban la vacuna.

Los científicos han advertido que aún si las pruebas resultan exitosas, pasará por lo menos un año antes de que la vacuna contra el SARS esté disponible al público en general.