El proceso de ratificación y exclusión de las firmas que avalan el referendo revocatorio presidencial en Venezuela culminó con amplias discrepancias "extraoficiales" entre el Consejo Nacional Electoral y la Coordinadora Democrática.

La OEA y el Centro Carter confían que la divulgación de los resultados sobre el proceso de ratificación de firmas celebrado este fin de semana no se retrasará como consecuencia de las presuntas irregularidades denunciadas este domingo.

Por su parte, el presidente Hugo Chávez sostuvo que se someterá "feliz" a un referendo revocatorio de su mandato si así lo determina el Poder Electoral, y que dejará el Gobierno si llega a perder esa consulta vinculante.

Aquí en Estados Unidos, el aspirante demócrata a la presidencia se pronunció sobre el proceso refrendario en Venezuela a fines de la semana pasada y dijo que el presidente Chávez y todos los venezolanos deben entender que la comunidad internacional estará observando muy de cerca, a fin de garantizar que el proceso de validación de firmas fluya de manera abierta e imparcial.

Esto ocurre en momentos en que el Pentágono está analizando las relaciones militares entre Estados Unidos y Venezuela después que el gobierno del presidente Chávez solicitara el retiro de asesores militares del principal complejo militar del país, donde habían estado presentes desde 1963.