Colombia expropió el miércoles 49 bienes valorados en un millón 800 mil dólares del desaparecido narcotraficante del Cartel de Cali,Helmer "Pacho" Herrera, y anunció que investiga la procedencia del dinero con el que adquirió otros mil inmuebles.

Herrera, quien fue asesinado en noviembre de 1998 en una cárcel de máxima seguridad colombiana, fue uno de los principales jefes del Cartel de Cali, organización que en su apogeo controló un 80 por ciento del mercado mundial de la cocaína.

El director nacional de lucha contra los estupefacientes, Luis Alfonso Plazas, informó que las propiedades que pasaron a control definitivo del Estado son en su mayoría lujosos edificios residenciales, apartamentos, y lotes en Cali, la capital del departamento del Valle del Cauca, 250 kilómetros al suroeste de Bogotá.