El difunto ex presidente Ronald Reagan centró la mayor parte de su presidencia en poner fin a la Unión Soviética y el comunismo en Europa del este.

Reagan llamó a la Unión Soviética “imperio del mal” y propuso la creación del sistema de defensa de misiles basado en el espacio llamado “Guerra de las Estrellas” para detener los misiles soviéticos.

Sin embargo, Reagan también participó de cuatro cumbres con el líder soviético Mikhail Gorbachev, que ayudaron a la distensión de las relaciones y los dos gobernantets firmaron un tratado en 1987 para eliminar algunos misiles nucleares en Europa.

Sin embargo, la administración Reagan se vio afectada por el escándalo Irán-Contras cuando se supo que había autorizado la venta ilegal de armas a Irán para otorgar fondos a los rebeldes que luchaban contra el gobierno izquierdista de Nicaragua. Su popularidad disminuyó un poco durante ese período pero dejó la presidencia en 1989 con el índice más alto de popularidad de cualquier presidente en la historia moderna.