Estados Unidos presentó tres cargos criminales contra un australiano sospechoso de terrorismo que está detenido en la prisión de la Bahía de Guantánamo, en Cuba.

El Departamento de Defensa informó que David Hicks fue acusado de conspiración para cometer crímenes de guerra, intentos de asesinato y de ayudar al enemigo. Él es el tercer sospechoso terrorista detenido en la Bahía de Guantánamo que ha sido acusado formalmente.

El Pentágono señaló que Hicks viajó a Afganistán a principios del 2001 para asistir a los campos de entrenamiento del grupo terrorista Al Qaida y que luego combatió contra las fuerzas encabezadas por Estados Unidos en Afganistán a finales de ese mismo año.

El Pentágono advirtió que si Hicks es hallado culpable, la parte acusadora no buscará la pena de muerte. También dijo que Hicks tendrá acceso a un abogado australiano y que dos familiares suyos podrán asistir a su juicio.