Los precios del productor se elevaron 0,8 por ciento el mes pasado en Estados Unidos. Se trata del mayor aumento en un año.

El informe del Departamento del Trabajo concluyó que los precios fueron impulsados por el aumento del costo de los alimentos y de los combustibles.

Los expertos sostienen que separar tales costos puede dar una visión más clara de la tendencia inflacionaria.

Medido así, el incremento de los precios al por mayor fue sólo de 0,3 por ciento el mes pasado.

Durante el último año, los precios al por mayor subieron cinco por ciento, el mayor incremento desde 1990.

Los analistas observan detenidamente los informes sobre la inflación, en momentos que el banco central estadounidense se prepara para ajustar los tipos de interés a fin de mes.

El incremento de las tasas de interés es la herramienta clave usada por las autoridades monetarias.