El número de estadounidenses que solicitaron subsidio por desempleo subió en mil, la semana pasada, llegando a las 351 mil peticiones de compensación.

Aunque esta es la segunda semana consecutiva de aumento en las solicitudes de subsidio por desempleo, los expertos sostienen que las cifras de esta semana aún son lo suficientemente bajas como para indicar una mejoría en la situación laboral.

Una visión más clara del mercado laboral se dará a conocer mañana, cuando el gobierno publique su informe de desempleo del mes de junio.

Los economistas prevén que la tasa de desempleo de la nación se mantendrá estable en 5,6% para junio, y algunos predicen que la economía creará unas 240 mil plazas de trabajo. El recuperado mercado laboral estadounidense ha creado cerca de un millón 200 mil empleos este año.