Un sacerdote católico de origen mexicano que desempeña funciones en una iglesia en Detroit, Michigan, será removido de su cargo después de haber sido acusado de abuso sexual de menores.

La arquidiocesis de Detriot dijo que el reverendo Luis Javier de Alba Campo había sido impuesto de una prohibición para oficiar como sacerdote en la referida arquidiocesis y agregaron que las acciones en su contra estaban de acuerdo con el desarrollo de una investigación criminal por las acusaciones.

El reverendo de Alba había sido designado pastor de la parroquia de San Gabriel en febrero. La arquidiocesis dijo que le preguntó a de Alba si deseaba salir voluntariamente de la parroquia el mes pasado después de que se informara sobre la investigación. El sacerdote se había ordenado en 1983 en la diocesis de San Juan de los Lagos, en México.