Las autoridades estadounidenses dijeron que la red terrorista al-Qaida está planeando nuevos ataques en Estados Unidos, pero que no hay planes de aumentar el nivel de alerta del país.

Al hablar en una conferencia de prensa en Washington este jueves, el secretario de Seguridad del Territorio Nacional, Tom Ridge, dijo que hay “un informe creíble” que sugiere que al-Qaida trata de llevar a cabo un ataque a gran escala destinado a interrumpir el proceso político en Estados Unidos.

Ridge agregó que las autoridades estadounidenses no tienen informes específicos sobre dónde, cuándo y cómo ocurriría un ataque, pero la CIA, el FBI y otras agencias están trabajando activamente para obtener esa información.

Anteriormente, senadores estadounidenses fueron informados sobre la amenaza de al-Qaida.

El líder de la mayoría en el Senado, Bill Frist, dijo posteriormente que no hay razón para el pánico, pero que la gente debe estar al tanto de lo que llamó “un aumento del riesgo”.