Los senadores estadounidenses que investigan la información de inteligencia con la que contaba el país antes de la guerra contra Irak criticaron severamente a la Agencia Central de Inteligencia, diciendo que la mayor parte, si no todos los problemas de la entidad, se desprenden de la mala administración.

El senador republicano Pat Roberts expresó que los administradores de la CIA no objetaron las presunciones de los analistas ni consideraron argumentos alternativos, ni aconsejaron a los analistas que habían perdido la objetividad.

Roberts también dijo que lo que calificó como “la ineficiente cultura corporativa” necesita algo más que fondos para arreglarse.

Este jueves, en la ceremonia de despedida del ahora ex director de la CIA, George Tenet, él indicó a los empleados del organismo que no se distraigan con las críticas.

Tenet finaliza formalmente este domingo sus actividades como director de la Agencia Central de Inteligencia.