El virtual candidato presidencial demócrata John Kerry, y su compañero de fórmula, John Edwards, dijeron que están comprometidos a garantizar que Irak se convierta en una democracia estable y segura.

En una serie de entrevistas conjuntas con importantes organizaciones informativas estadounidenses, Kerry y Edwards declararon el domingo que debido a la guerra en Irak, se necesitará un nuevo liderazgo en la Casa Blanca para recuperar la confianza de los aliados de Estados Unidos.

Los precandidatos demócratas también acusaron al presidente George Bush de engañar al pueblo estadounidense sobre Irak.

La administración Bush defendió su decisión de ir a la guerra y sacar del poder a Saddam Hussein.

Mientras tanto, dirigentes del Partido Demócrata acordaron un propuesta de 35 páginas que detalla las nuevas metas políticas que serán presentadas en la Convención Demócrata en Boston, a fines de este mes.

Entre otras cosas, el referido programa de gobierno dice que los soldados estadounidenses deben permanecer en Irak mientras sea necesario para respaldar al gobierno soberano iraquí.