Aliados clave de Estados Unidos en Irak reiteraron que la guerra fue legal, un día después de que el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Kofi Ánnan, dijera que la invasión violó las leyes internacionales.

En una entrevista con la BBC, Ánnan dijo que la guerra en Irak fue ilegal y contraria a la carta de derechos de la ONU. En Gran Bretaña, un comunicado del primer ministro Tony Blair dice que el principal asesor judicial de la nación concluyó antes de la invasión a Irak, que la acción era legal.

En Australia, el primer ministro John Howard también defendió la participación de su país en la guerra, indicando que sus asesores legales le indicaron que “era totalmente válida”.

Aquí en Estados Unidos, el ex asesor del secretario de Defensa Donald Rumsfeld, Randy Scheunemann, acusó al secretario general de la ONU Kofi Annán de tratar de interferir en las próximas elecciones presidenciales.