El Congreso de Estados Unidos aprobó el jueves una ley que extiende reducciones tributarias populares propuestas por el presidente George Bush.

La medida mantiene la exención por cada dependiente menor en mil dólares y mantiene un alivio de impuestos para parejas casadas y muchos individuos.

Bush agradeció a los legisladores por aprobar el proyecto, lo que le adjudica una victoria legislativa en víspera de la elección presidencial.

Los opositores del Partido Demócrata habían dicho que el plan aumentaría el presupuesto federal.

Sin embrago, muchos demócratas se unieron a las mayorías republicanas tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado para aprobar la ley.

Un informe emitido el jueves por la no partidista Oficina Presupuestaria del Congreso estimó que la política tributaria del presidente Bush contribuirían con un incremento de un billón de dólares en el déficit durante la próxima década.

El reporte fue solicitado por los demócratas y criticado por los republicanos como una maniobra de año electoral.