China dijo que continuará encaminando su moneda hacia una tasa de cambio flexible, pero no especificó cuánto tiempo tomará la transición.

El comentario, hecho este viernes, se produjo a raíz de conversaciones económicas de alto nivel en Washington en las cuales funcionarios chinos se comprometieron a promover una "tasa de cambio flexible basada en el mercado".

El Comité Económico Conjunto chino-estadounidense declaró que Washington apoya los esfuerzos de China por poner fin a las tasas de cambio fijas entre el yuan y el dólar estadounidense.

China fijó el valor del yuan en aproximadamente 8,28 por dólar durante la pasada década, y permitió sólo fluctuaciones mínimas en su valor.

Algunos fabricantes estadounidenses, miembros del Congreso, y otros críticos extranjeros dicen que Beijing ha mantenido al yuan artificialmente bajo contra el dólar, con el resultado que los productos chinos han tenido un costo demasiado bajo en el mercado mundial.