La gente en el Medio Oriente observa atentamente las elecciones presidenciales de hoy en Estados Unidos.

Una encuesta hecha por el canal de satelital al-Jazeera, muestra que una mayoría de televidentes árabes prefiere una administración Kerry a cuatro años más de George Bush.

La mayoría de los árabes que prefiere a Kerry en la presidencia dicen que se sienten frustrados por la invasión a Iraq y por lo que ven como la abierta parcialización hacia Israel del presidente Bush en el manejo del conflicto israelí palestino.

No obstante algunos árabes dicen que no importa quien gane porque los dos candidatos son esencialmente iguales.

En Israel, donde miles de judíos tienen nacionalidad estadounidense e israelí, y son elegibles para votar en la contienda electoral norteamericana, no hay un claro ganador, el mismo número de judíos cree que Israel se beneficiará tanto de una presidencia de Bush o de Kerry.