Un grupo de 20 funcionarios iraquíes comenzó un curso de entrenamiento en una instalación militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte en Noruega como parte de un esfuerzo de la alianza de 25 naciones para mejorar las capacidades de seguridad de Iraq.

El curso de una semana en el Centro Conjunto de Operaciones militares de la OTAN, cerca de la ciudad de Stavanger incluye adiestramiento en crisis administrativa, operaciones de cuartel general, y cooperación con las Naciones Unidas y otras instituciones civiles.

Autoridades de la OTAN esperan continuar preparando a funcionarios iraquíes, y ayudar al país a desarrollar su propias capacidad de entrenamiento de seguridad.

Funcionarios de la alianza también anunciaron planes para instruir mil iraquíes al año en una academia militar cerca de Bagdad, cuando la instalación esté lista.