Además de la Presidencia de Estados Unidos, los electores de varios estados también decidieron en la votación de ayer sobre un número de asuntos locales y estatales controversiales.

11 estados con propuestas de enmiendas a la Constitución que prohibían el matrimonio entre homosexuales votaron a favor de la medida.

Los californianos aprobaron ampliamente la propuesta que aumenta a tres mil millones los fondos estatales para la investigación con células madre de embriones humanos.

Arizona aprobó una propuesta de prueba de ciudadanía destinada a bloquear que los inmigrantes ilegales reciban servicios públicos.

Montana se convirtió en el décimo estado que legaliza el uso de marihuana con fines médicos. Oregon rechazó la medida que podría haber expandido dramáticamente un programa similar que existe actualmente.

Alaska rechazó una propuesta que habría legalizado completamente la marihuana y podría haberle puesto impuestos y regulaciones como si fuera alcohol.