Un influyente partido político iraquí musulmán sunita se retiró del gobierno interino iraquí en protesta por el asalto militar encabezado por Estados Unidos al bastión insurgente de Fallujah.

El director del Partido Islámico Iraquí, Mohsen Abdul Hamid, quien también pertenece a la Asamblea Nacional provisional del país, afirmó que el ataque en Fallujah perjudica las vidas de civiles inocentes.

No está claro qué impacto tendrá el retiro del grupo en el gobierno interino del país, liderado por el primer ministro Iyad Allawi.